//www.poemas-del-alma.com/

Franklin Sandi

Cuesta decir lo que no se dijo

 

 

Cuesta decirlo

sin parecer que quiera venderte una cascada

de palomas blancas.

 

Una

cascada

de palomas

blancas

con precio de arco iris, cuesta

decirlo

mas lo digo.

 

No importa si al decirlo

se retuerza silenciosa mi sombra

debajo de la almohada

y hable

por su cuenta agujeros negros.

 

Me cuesta decir lo que estuvo dormido

tanto

tiempo

debajo de las gradas del olvido

como foto encajonada

mientras subías y bajabas de estrella a estrella

buscando el cogollo de la tierra llovida.

 

Me cuesta pero enciende tu impaciencia

te lo digo en desorden

sin testigos

como manda la ley cuando amenaza un castigo:

te quiero

y no me avergüenza decirlo.

 

Y te lo dije.

 

No me importa pagar las consecuencias.