//www.poemas-del-alma.com/

Miyagui yuyatsi

Tu voz…en el silencio.

 

 

 

 

 

 

 

Siento escuchar tu voz… a lo lejos,

 Contemplando el firmamento,

Espacio sideral… donde ahora la nostalgia

Me pinta las estrellas de color escarcha…

Y llueven mil reflejos… cual si lagrimas cayeran,

Desembocando en las aguas, de la añoranza y tristeza.

 

Y los astros titilan… como si guiñasen a mi espalda,

 Confundo la voz de mi amada…

Con la sinfonía de silencio que proviene de las montañas…

 

Y la penumbra invade mi calma...

¿Por que ahora todo se parece a mi amada?

..............

 

Un aroma a la distancia, me hace alucinar,

Extraviado en pensamientos que me hacen delirar,

Enmudecen las rosas, se marcha la paz,

Y lagrimas surgen… sintiendo que mi amada me ve llorar.

 

Lo incierto trae consigo,

Caricias perdidas, respuestas pendientes,

Un frio invade mi alma…

Por momentos extraño su cuerpo,

Y la brisa a mis oídos llega...

Son suspiros y lamentos.

 

Tras un viento,

el mar de recuerdos añejos,

Que no consiguen perecer con el tiempo,

E irradian los astros en el cielo…

Consigo traen, un vendaval de besos.

 

................

 

El aire acaricia mi rostro cansado,

De noches en vela, esperando respuesta;

 Mi esperanza es su belleza,

 y el consuelo es mi cariño,

Que lo guardo para ella.                 

 

 

Mientras tanto...

Palabras expiro al horizonte,

Sintiendo que en alguna parte,

 Los versos perdidos,

Mi amada los recoge en un abrazo de caricias,

Se los guarda en su pecho…

Y me recuerda con gran dicha.

 

 

Siento escuchar su voz… el sonido del silencio

Las estrellas danzan al compas de mis pensamientos,

Y dibujan su nombre…en el infinito cielo,

Es el lugar indicado…

Donde ahora van a parar mis besos.

 

...................

 

Siento que la distancia…no es motivo para dejarla de querer,

Te puedo asegurar, que en el lugar donde  se encuentra…

En este momento, ella me piensa…

¿Como no ser condescendiente al cariño ciego de ella?…

Y la estancia con el retraso de su besos, me vuelven impaciente,

Pero la esperaría toda una vida… con la firmeza consecuente,

De que ella me ama… tanto o más de lo que a veces soy consciente.