//www.poemas-del-alma.com/

Andrés Mª

NO ES UNA TARDE CUALQUIERA

Cómo me suena mi bosque

con sus pájaros y trinos.

Cómo dibuja su imagen

sobre las aguas del río.

Los chopos duermen su siesta

y el viento hurga en los nidos

con los dedos de la brisa

en busca de ecos perdidos.

El silencio se “empijama”

de palabras desvestido

y se amortaja en la cama

sin su lengua y sus oídos.

En esta paz de la tarde,

que brota desde lo íntimo,

yo me acomodo en mi banco

y miro hacia el infinito,

lo que empieza y lo que acaba,

lo que se va y nunca vino

-fotografías y flashes-

que los disparo y escribo.

No es una tarde cualquiera

los momentos de ahora mismo,

son vernales primaveras,

que brotan como los lirios,

aislados en su distancia,

pero bellos en su sitio.

El viento se despereza,

el polen busca pistilos…

y este poema termina

como empezó…. En mi río.

(RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS DEL AUTOR)