//www.poemas-del-alma.com/

María B Núñez

Soledad sin él...

                

El amor se escapa en el silencio de un suspiro
como el de un corazón enamorado a la distancia,
la alegría y la ilusión ahora van de retiro…
¡Se marchitó el rosal y también su fragancia!

Al irse se adelanta el invierno en mi existencia
el abrigo y el calor también se van contigo,
la ausencia abrió heridas cerradas en la infancia
dejando un alma en pena que sólo habla conmigo.

Las cicatrices del dolor no sanan con los años
las ganas de vivir se fueron con tu equipaje,
la pena fue inclemente dejando algunos daños
que se han ido marchando con el mar y su oleaje.

No se puede jugar a esconderse del recuerdo
ni fingiendo ser feliz viviendo en soledad,
atrapando un momento que deseamos sea eterno
y vivir de la esperanza como una realidad.


                     María B Núñez

                  Huellas del Camino