//www.poemas-del-alma.com/

Higorca

Saeta

¡Chiss! Silencio… cadenas se oyen:

trompetas, tambores, redobles,

¡¡pam, pam, pampaaaam… ¡!

Un cante que hiela en las venas la sangre,

Se para la gente ¡silencio! ¡¡Qué callen!!!

¡Mientras…una saeta se oye!

 

Dicen que la Virgen llora,

por ver a su hijo que sufre.

La Madre se: acerca, le besa

con suave ternura…

sus lágrimas le lavan la herida.

¡Mientras… la saeta canta!

 

Y sigue la voz quebrada…

rompiendo en la noche,

es una oración cantada, y…

hasta el aire se estremece,

cuando ¡Jesús pasa llevando la cruz!

Mientras… ¡se oye la saeta cantar!