//www.poemas-del-alma.com/

poetadelmar

Llevo por piel

Por piel llevo una sucia y cruel mortaja,

 

Por voz ecos cacofónicos alaridos del alma,

 

Por mirada, el desierto blanco de mi sabana

 

Mi olfato huele la humedad de fosa socavada.

 

 

Tu belleza radiante mi ser me acosaba

 

Tus senos redondos mis labios buscaban,

 

Y en tus frías manos lo material quedaba

 

Inicuos cantos a mis oídos cantabas.

 

 

Todo era belleza, lujuria inaudita, ¿me amabas?

 

Mentira, mentira, mentira, no era nada,

 

Solo el reflejo de la muerte que me quemaba

Me deje seducir por tu espejismo de mariguana.

 

 

¿Qué amas a otras y no soy nada? pregonabas

 

Que tienes que venir por mis ojos de  alondra,

 

Que si no haces esto, entonces no me amas

 

Y más presiones y más cruel intolerancia.

 

 

Todo término quitada, todo quedo en nada

 

Solo la sangre le entrego a la amada,

 

Que traerá el cirio más grande, más blanco

 

La luna que todo mundo vea que ella me ama

 

La muerte… mujer al fin, mujer diáfana

 

Seducía mi ser que era tuyo amada,

 

Después del adiós ella me acoge en su cama

 

Para bailar la danza de la vida en una mortaja.