//www.poemas-del-alma.com/

teboel

RECUERDO DE UN ADOLESCENTE

Una vez cuando quería una amante la encontré.

Tenía el cálido deseo,en los labios el halago rápido.

Y esa torpe pero necesaria constancia que exigía mi prisa.

Como mi mente era ideal,respondía justo.

Se alejó durante un tiempo largo con cartas continuadas.

En cuanto la imité probaron mi sospecha:

una mujer como aquella nadie la conocía.

Nunca había existido.

 

Contrario a lo que siente el cerebro lo más frágil es la vida.

Cuántas veces no hollé la senda buscándola,esperándola.

En cuántas llegué a la desesperación.Hoy ha quedado lenta,

unida a mis favores.Yo,un poco atribulado,conduzco

a otra criatura.A veces colocar a alguien en su lugar

significa simplemente recordarlo.Las cosas van perdiendo su virtualidad.

Imagen y memoria.El silencio,la luz.

 

Crear la sucesión.Sentir la permancia.A esto conduje

a una nueva amante.Sin darnos cuenta cifrábamos un juego.

Yo la dejaba hacer y le decía "Todos mis sueños están legitimados antes de conocerte"

Un impulso y un paso.Un dolor que se pierde y que madura.

Un juego haberla amado infinidad de veces

hincado sobre la tierra.

 

Con prisa iba entrando en el mar del olvido,

pero aunque caminaba,

el agua siempre estaba a la cintura.Impuesto a la extrañeza

busqué cruzar el límite.El mar con su horizonte me iluminó cada costado.

 

Todavía hoy recuerdo el fuego que ardió

impetuoso en las venas del mundo;en un reposo frío las formas,

opacas,están desparramadas.Veré de nuevo mañana los bancos

y la muralla y el acostumbrado camino.

Veré mañana su silueta llegando entre sombras,repentina,

una hora en que su corazón inhumano me asusta y del mío

se separa.

 

Tu distancia discorda con la mía,

entonces,y es enemigo todo movimiento tuyo.

Me repliego en mí,vacío  tu voz parece sorda.

 

Mi amor adolescente:

observa este poema que hasta ti desciende,

hasta la otra orilla escarpada que te domina,

quebrada,amarilla,surcada.

Mi vida ya no es una carta en blanco declive,

medio no fin,camino abierto a desembocaduras de riachuelos frescos.

 

Tu eres,aún,esa planta que nace de la devastación

y en rostro lleva los golpes dulces del mar y está suspendida

entre erráticas fuerzas de vientos.

Tu eres ese pedazo de tierra sin hierba

que se ha abierto en un rincón lejano de mi memoria

para que hoy naciera entre mis letras el fantasma

de una margarita.

 

 

 

Leo2011Copyright Derechos reservados.