Juan Ramón Jiménez

La muerte es una madre nuestra antigua

 Poema siguiente


La muerte es una madre nuestra antigua,
nuestra primera madre, que nos quiere
a través de las otras, siglo a siglo,
y nunca, nunca nos olvida;
madre que va, inmortal, atesorando
—para cada uno de nosotros sólo—
el corazón de cada madre muerta;
que esta más cerca de nosotros,
cuantas más madres nuestras mueren;
para quien cada madre sólo es
un arca de cariño que robar
—para cada uno de nosotros sólo—;
madre que nos espera,
como madre final, con un abrazo inmensamente abierto,
que ha de cerrarse, un día, breve y duro,
en nuestra espalda, para siempre.

Poema siguiente 

Comentarios2

  • anonimus alguien entiende este poema?
  •  
    isabel. la madre de todas las cosas y del ser..
    LA NATURALEZA.HUMANA Y ESPACIO
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.