Poemas favoritos

 

Elsa Cross


Asalto




                                                            hace gira, para todos, las heridas en su tronco.
                                                                                                                      Aimé Césare


De noche el paso del lince
                                                ruido de hojas
en los aserraderos.
De noche
                  grito de monos,
fulgor cambiante:
                                mimetismos.

Bebes en la espesura
La fiebre deja en tus labios
                                                  cáscaras amargas.

Un punto fijo.
Por la mira en cruz
lentos transcurren campos,
sus bestias y sus hombres.
                                                  Arrozales.

Tam-tam de guerra al oído.
La fiebre tensa sus tambores.

El fuego crece por las empalizadas,
salta a los techos,
alcanza las ramas del encino.

En los aserraderos
triplica la noche su fortuna.
Negro -en Baco-
                              dormido.
Savias ardientes te embriagan.

Ante los ojos, ejercitos.
Llamas
              a los cuatro vientos.
Fuego sobre el umbral,
fuego en los techos;
                                      vidrio que estalla.

Brillo maligno
doblegado acero,
fundiendo al rojo
sangre
la mirada.
Fragor, esquirlas saltan.
                                              -Piedra ardiente tu pecho-

Un gran árbol en llamas,
un gran tronco se desliza
                                              cuesta abajo

Corteza oscura
                            tu piel.
Fuertes brazos las ramas
donde el alba no sorprende
                                                  ruido de pájaros.

Ver métrica de este poema






Poemas de Elsa Cross



Poema Siguiente >>






  • 1
    lina balmaceda

    Es la tragedia del atentado contra nuestra naturalez. tragedia y genocidio del que somos autores intelectuales y materiales. es el sentir de nuestro ambiente natural hecho palabra e imagenes en nuestra mente, es exquisito este fragmento.

  • 2
    Teresalba

    La plegaria del poéta cumple su cometido; tomar conciencia: destruímos la naturaleza y nosotros somos parte de ella. Nosotros somos naturaleza como los bosques, los pájaros, los ríos... y todo lo que se contamina y destruye. Por favor: impidamos que nos contaminen el alma. t_alba_4@hotmail.com

  • 3
    Héctor Manuel González Pacheco Montes.

    el amor a la naturaleza, a nuestro medio tanto social, ecónomico y natural debemos protegerlos es el llamado de nuestros nuevos valores que debemos sembrar, en nuestros jóvenes , de ellos depende que nuestro mundo tome el verdadero camino de verlo con vida, no debemos abusar de la naturaleza y de nuestro cuerpo que tiene la necesidad de vivir mejor, por una vida placentera debemos leer para inculcar los valores universales, para tener la mejor vida en este planeta tierra.

  • 4
    argantonio

    Fuí habitante de la noche hasta que conocí
    a mi compañera, ya no hago vida social al uso
    respeto como puedo lo que la tierra dispuso
    rodeado de mi familia, de mis gatos y de mi
    perra, tengo patria, afectos y sueños sin
    salir de aquí. De aquí salir no quisiera.



Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.

Gestionado con WordPress

SitemapSitemap 2Sitemap 3PrivacidadContacto — Publicidad