Un medio de comunicación es un sistema que permite transmitir información. Más allá de esta definición, el concepto suele estar vinculado a los medios de comunicación masivos (MCM) o mass media, que permiten que la información se difunda entre un público muy amplio. Por lo tanto, si bien el teléfono es un medio de comunicación, queda afuera de la segunda categoría mencionada.

Medios de comunicaciónLa noción de MCM incluye a los diarios, las revistas, la televisión, la radio y los sitios de Internet. Como resulta evidente, la información que pueden transmitir es muy variada (de actualidad, comercial, de entretenimiento, etc.), por lo que no existe un único lenguaje en los medios de comunicación.

Hay que tener en cuenta que, si bien una premisa básica de los MCM es “formar, informar y entretener”, los medios responden a intereses comerciales, ya que son parte de grupos empresariales que buscan un rédito económico por su actividad. Por lo tanto, la información y los contenidos que difunden están supeditados, por ejemplo, a la publicidad que les genera ingresos.

Por otra parte, los medios estatales suelen estar sujetos al control político de turno y emitir información favorable al gobierno.

El gran desarrollo de los medios hace que estos tengan una presencia muy importante en la vida cotidiana de las personas (de hecho, la prensa es conocida como el cuarto poder). La opinión de la gente y hasta la formación de los niños son influidas por los contenidos que presentan los medios

De igual forma, los MCM modifican el lenguaje que se habla en una sociedad. Gran parte de los extranjerismos son impulsados por los medios, como playoff o break point en los deportes, entre muchos otros casos.

Ante el poder de los medios, resulta imprescindible que cada persona mantenga una mirada crítica hacia su funcionamiento y contenidos, de modo que pueda distinguir entre los distintos tipos de mensaje y sepa leer entre líneas.