El objeto directo (OD) es un modificador del predicado, que completa y limita al verbo. Sólo se encuentra en aquellas oraciones que son expresadas en voz activa.

El objeto directoSe trata de una construcción de núcleo sustantivo que puede reemplazarse por los pronombres “me”, “te”, “se”, “lo”, “la”, “los”, “las”, “nos” y “os”.

Por ejemplo: en la oración “Juan terminó su tarea de matemáticas”, “Juan” sería el sintagma sujeto y “terminó su tarea de matemáticas”, el predicado. El verbo “terminar” se constituye como el núcleo del predicado, mientras que “su tarea de matemáticas” es el objeto directo.

Esto quiere decir que el OD “su tarea de matemáticas” puede ser reemplazado por el pronombre “la”. En ese caso, la oración quedaría formulada de la siguiente forma: “Juan la terminó” (una posible respuesta a la pregunta “¿Quién terminó la tarea de matemáticas?”).

Hay que tener en cuenta que, al pasar una oración a voz pasiva, el objeto directo se convierte en sujeto de la oración. A su vez, el sujeto de la voz activa se transforma en el complemento agente.

De esta forma, “Juan terminó su tarea de matemáticas” puede transformarse en “La tarea de matemáticas ha sido terminada por Juan”.

Cabe destacar que, aunque el verbo cambie de número, el objeto directo permanece sin variaciones: “Me ha regalado un pantalón” / “Me han regalado un pantalón”.

Otros ejemplos de OD:

“María está pintando su casa” (objeto directo: “su casa” / “María la está pintando”).
“Luis rompió el jarrón” (objeto directo: “el jarrón” / “Luis lo rompió”).
“Andrea comprará esa casa” (objeto directo: “esa casa” / “Andrea la comprará”).
“Jorge venderá su coche” (objeto directo: “su coche” / “Jorge lo venderá”).
“Ana firmará el contrato” (objeto directo: “el contrato” / “Ana lo firmará”)
“Darío realiza sus ejercicios cotidianos” (objeto directo: “sus ejercicios cotidianos” / “Darío los realiza”)