Las relaciones gramaticales entre los constituyentes de una lengua están definidas por un recurso conocido como concordancia, que actúa según referencias cruzadas. La concordancia gramatical se lleva a cabo al requerir que la palabra que ocupa una determinada posición sintáctica, adquiera una u otra forma según algún rasgo determinado por otra palabra con la que “concuerda” en ese rasgo gramatical.

Concordancia verbalEn las lenguas europeas como el español, puede distinguirse entre dos tipos de concordancia gramatical: la verbal y la nominal.

La concordancia verbal es la coincidencia entre el número gramatical y la persona gramatical que se da entre el verbo y su sujeto. Por ejemplo: “Esos niños juegan muy bien al fútbol”. Dicha concordancia es obligatoria en el idioma español, con excepción de las oraciones impersonales y del sujeto inclusivo (“Los argentinos somos así”).

Entre las reglas generales de la concordancia verbal, se destaca que la coordinación de dos o más sustantivos o pronombres en singular, siempre que cada uno de ellos haga referencia a un ente distinto, debe formar un grupo que concuerda en plural con el adjetivo o el pronombre, o con el verbo del que son sujeto: “La libertad y la tranquilidad son costosas”.

Por otra parte, la coordinación de dos o más sustantivos o pronombres de diferente género gramatical debe formar un grupo que concuerda en masculino con el adjetivo o con el pronombre: “La carne debe cocinarse junto con la papa y el tomate cortados”.

Cuando entre dos o más elementos coordinados aparece un pronombre de segunda persona y ninguno de primera, la concordancia con el verbo y con los demás pronombres se establece en segunda persona del plural. De todas formas, en las regiones en que no se utiliza el pronombre “vosotros”, se usa la tercera persona del plural: “El niño y tú cobraréis lo que es vuestro”, “¿Te acuerdas de aquella noche en que cenamos Jorge, tú y yo?”.

Más allá de estas reglas generales, hay que tener en cuenta que existen varias excepciones que deben estudiarse en forma particular y diferenciada.