Nassib A. A.

La niebla

El tiempo y la luna observaron;
El reflejo del agua, sonrió y lloró al ver su rostro.
Su misticidad
es tan siniestra...
Sus palabras tan oscuras...
Su cuerpo tan deforme y negro...


Los muertos le rezan, Jesus esta a sus pies,
Muere de dia y nace de noche,
La niebla es su cuerpo,
Los vivos le temen;
No hay criminal ni angel que perdone.

Es Dios de muertos...
Dios de tristes...
Dios de suicidas...
Dios, de NORMALES...

Comentarios1

  • Enrique Dintrans A.

    Estimado Nassib:
    Un pequeño comentario, a este poema, que por su índole permitiría un poema colectivo. Me atreví a añadir estos vesos.

    Saludos

    Bendito Dios
    que hace nuevas todas las cosas
    y que penetra la niebla y la tiniebla
    para todos sus hijos iguales.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.