sondemar

Inspirador Neruda

Te soporto cuando callas y pareces muerto,

Me ignoras todo el tiempo y mi soledad ni te roza.

Parece que el frío corazón se te haya helado

y parece aun que un clavo te punzara el tórax.

Como todas las cosas señalan tu existencia,

Emerges de todas ellas y amargas mi alma.

Moscón de pesadilla unido a la malquerencia,

sin pretender me evocas desmedida desgana.

Te soporto cuando callas y lejano pareces.

Y sigues quejándote, polilla discordante.

Me escuchas desde lejos y mi voz se enmohece:

Deja que me libere del silencio constante.

Deja que te pague también con mi silencio,

limpio como un cristal, como el agua transparente.

Eres como una cueva oscura, fría y húmeda.

Tu silencio es un trueno, demoledor e hiriente.

Te soporto cuando callas y pareces muerto,

distante y orgulloso como un alma ausente.

Una mirada entonces, un gesto huraño bastan,

y deseo con todo mi ser que sea incierto.

Comentarios2

  • sondemar

    Elegante Neruda, sus versos inspiraron los míos, aunque estos no alcanzan ni de lejos su brillante estela.

  • nellycastell

    Muy buen poema que me dio mucho placer pasar por tus bellas palabras y leer, un abrazo

    • sondemar

      Muchas gracias, Nelly



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.