diodoromateo12

Infame acto

Lloro en mi auxilio rogándote el perdón
de haberme condenado a tu eterno exilio,
por no haberte apreciado
en los brazos de otro acabaste,
que pena que no observaste
lo que mi corazón te había enseñado,
¿Qué es una mujer?
sino un sublime ser de amor y de belleza,
que solo a veces demuestra,
llaman a tu puerta y tú bella infiel
la abres sin saber ni conocer
que perderás un corazón puro y fiel,
las únicas lágrimas que he visto caer
son las mías en mi piel de tu acto infame.

Diodoro Mateo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.