Jose Adolfo

Fogón encendido II

 

La serranía

aloja en el corazón

infinitos caminos

nieve

riscos

verdes

frailejones

motatán

 

La frialdad

nunca dejará de lastimar

  Impaciente soledades

el silencio

 

Inolvidables armonías

entre arboledas

frente a la catedral

seguirán desnudando

el motivo ecuestre

 

Con la odisea

de poetas irreverentes

volví a escuchar

la voz del centauro

 

Advirtió

solemnemente

sigue inconcluso el combate compañero

todavía

el fogón

huele

a leña verde

 

Las utopías

alertan nuevos combates

quebrantos presentes

 

La sangre

jamás

será derramada en vano

marcará distancias

entre el corazón y la agonía

no dejará historias de ficción

 

Las manos seguirán

reclamarán frutos

soles de libertad

 

Las niñas macilentas

dejarán de parir

color a tierra pobre

 

Los viejos

volverán

 

Los conucos del tiempo

aguardan

 

La alegría

acorralará nostalgias

 

El alto mando

dejará la amenaza

el sol

nunca dejará su canto

 

A pecho abierto

las rutas cimarronas

de ayer

labrarán caminos

esperanzas plenas

 

Con la desnudez a cuestas

bajo la niebla

un ejército de hormigas

continuará su marcha

de azúcar pan y vino

 

Por las noches

la plaga

entonará su canción

 atrincherado pensamiento

insurgente

 

Desde infinitas chimeneas

el aroma cerrero

seguirá dibujando

 amaneceres

 

El fogón

continuará encendido

 los pueblos del mundo

volverán a levantar su voz!!!

 

Advertencia universal

José Adolfo Araque Rey

Voces Poetas de la Utopía

Un Oasis Comprometido

heroescantaura1@gmail.com  twitter:@poetautopia



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.