CamiloValencia

Los adultos no tenemos pesadillas

Los adultos no tenemos pesadillas…

Vemos tras los parpados a nuestros monstruos;

¡El agua, el gas, la renta, el futuro¡

A diferencia de los niños,

nuestros monstruos están más vivos que

nosotros mismos.

Se alimentan del sueño y la vigilia,

Se comen al tiempo, las carteras y los salarios.

Hoy desperté de haber soñado con la muerte,

mis ojos no se abrían y mis piernas

estaban cocidas a la cama en tal tesón

que me giré para caer al suelo

Y todo era tormento.

 

Estoy muriendo, mi monstruo crece y cada día

tiene más rostro como el mío, empieza a

usar mi ropa y a veces hasta habla como yo.

Creo que los monstruos nos consumen al punto

de dejarnos un día en la cama por siempre y no

volver por nuestros restos, así la gente,

el mundo viviría pensando que eso que ven ahí

somos nosotros, ustedes, y no un monstruo más

de los que nos rodean.

Me puse a pensar después que tal vez, en la calle

somos nuestros monstruos y solo dormidos vivimos

Otra vez.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.