Joyceali.

Así he de amarte.

Te voy a amar hasta el último rincón de tus encantos

hasta ese estéril gemido de tu almohada;

Te voy a amar hasta ese desértico lamento

hasta el enigmático destierro de la gran distancia;

Te voy a amar hasta que las notas del corazón

lloren y lastimen; fatiguen ese canto de amor;

Te voy a amar hasta que los suspiros revienten en mi pecho

hasta que el anhelo de tenerte se irrumpa en súbito momento;

hasta que se acalle en regocijo la lección de un sentimiento.

Te voy a amar hasta la manifestación de los secretos ajenos

hasta que el fuego consuma tu boca y tu sensual barbilla;

hasta que tu luz queme como idílico calor de hoguera

dejando a mi disimulado rostro un anguloso aspecto .

Te voy a amar hasta la muerte que inspira la misma vida

hasta que el vino de tu pasión sea fermento en mis caderas;

hasta que el espectro más luminoso grite nuestra historia.

Te voy a amar hasta la turbada privacía de la mente

Hasta los lánguidos susurros de alegría y de tristeza;

Te voy a amar hasta que la intensa angustia desvanezca

Hasta alimentar con tus níveas aguas, mi salobre laguna.

 

Voy a hacerte padecer las más profusas delicias

hasta romper el supremo don de ser amantes

hasta que mi jubiloso cántaro, se colme en tu océano.

Así he de amarte, cándido amor de mis amores.

 

Siempre desde el corazón, Joyceali.

Comentarios1

  • María Ángel Santos

    El amor no tiene límites, ni hasta, ni punto, ni sinfines, el amor es magnificencia.

    Me gustó tu poema.

    Saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.