Julián Manuel

A TÍ, MI SABIO CABALLERO

Tú, hombre de naturaleza perdida

De mirada triste y soñadora,

de carácter hostil y torturado,

de conflictos y pasiones,

de dulces sueños de amor,

de sabiduría eterna,

eres el eterno caballero sonriente

que enciende la llama de mi corazón.  

(El buen maestro llega sólo cuando el discípulo está preparado)

Comentarios2

  • kavanarudén

    Precioso! Sentido.
    Como docente comparto este profundo sentimiento que te han regalado.
    Siempre un placer leerte

    • Julián Manuel

      Muchas gracias. Lo mismo digo.

    • Ross4

      Esa dama ha de ser muy bella, al menos internamente lo deja bien demostrado.
      Felicitaciones!

      Ross

      • Julián Manuel

        Muchas gracias. No hay duda de que es así.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.