Cruz (El Oso Del Amor)

HOY, MAÑANA, HASTA EL DÍA EN QUE MUERA.

Me gustas de pies a cabeza,

me enamore de ti sin fronteras,

te respiro a donde vaya,

estas siempre en mi alma,

te amo cada segundo de mi vida,

desde que te conocí eres tú y nadie más,

eres la luz de mis días,

para mí eres la mujer perfecta,

nadie nunca ocupara tu lugar,

eres mi estrella, mi TODO, mi reina,

te quiero con todas mi fuerzas,

eres mi principio y mi final para amar.

 

Hoy, mañana, hasta el día en que muera.

 

 

 

“Cupido no nos enamoró,

tu y yo estábamos enamorados

Desde antes de gustarnos,

ya Dios así lo había destinado,

por el resto de mi vida seré tuyo”



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.