Raúl Navarro

No me castigues así

I
Son tus labios fresca fuente,
Manantial de rica miel,
Dame un beso niña alegre
Si no voy a enloquecer…
II
Tus cabellos que se agitan
Al compás del viento son
Agradables a mi vista,
Más que una puesta de Sol.
III
Esa dulce e irresistible boca
Sabe imitar muy bien
La fragancia de una rosa...
¿Tiene dueño? Pero ¿Quién?
IV
¿Cómo dices niña linda?
¿Por qué me castigas así?
Que no sabes que a mis rimas
Tus palabras ponen fin.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.