Alberto Moll

Soñando

 

¿Despierto estoy soñando? ¿O es que sueño dormido?

¿Importa mucho acaso?

 

Solo sé que soñaba que aquel pobre mendigo

que entre sucios cartones en un portal dormía,

de pronto se tornaba acaudalado padre

que en mansión confortable habitaba dichoso,

rodeado del cariño de su esposa y sus hijos.

 

Y soñé que aquel niño que desnudo corría,

depauperado y sucio entre inmundas basuras,

en un mágico instante se había convertido

en uno de los hijos de una rica familia

y que, limpio y saciado, jugaba felizmente,

entre risas y abrazos, con sus padres y hermanos.

 

Y seguía soñando ‒¡hay sueños muy hermosos!‒

que aquella triste madre de un país muy lejano,

cuyos pechos pendían como secos colgajos

de los que inútilmente quería alimentarse

un bebé que era solo un haz de piel y huesos,

se cambiaba al momento en opulenta dama

de bien turgentes pechos, que pródigos brindaban

rica y nutriente leche a su hijo gordezuelo.

 

Y soñé todavía otro mágico sueño:

Que la cruel miseria en todos los países

se había desvanecido, y todos los humanos

vivían felizmente sin pobreza ni angustias,

sin opresores fieros ni atroz esclavitud,

y sin campos minados ni vallas con cuchillas,

sin tanques, sin cañones, rifles ni bombarderos...

 

Pero en ese momento... ¡desperté bruscamente!

¡No soñaba despierto!

¡Infeliz dormitaba y soñaba utopías!

¡Y el mendigo dormía entre sucios cartones...!

¡Y corría desnudo el niño entre basuras...!

¡Y la madre y el hijo, esqueletos vivientes,

seguían desahuciados, perdida la esperanza...!

Y en el mundo reinaba la injusticia y el miedo,

la explotación y el hambre, la miseria y las bombas,

las vallas con cuchillas, los cañones, los tanques...

Fanatismos y odios. ¡Y torturas! ¡Y sangre!

Comentarios5

  • rodulfogonzalez

    Usted, amigo, describe magistralmente la miseria humana. Un abrazo desde mi bella Venezuela, Eladio

    • Alberto Moll

      Muchas gracias, Eladio, por tan inmerecidos elogios. Es muy triste, en efecto, el mundo que los humanos hemos montado.
      Un abrazo.

      • rodulfogonzalez

        ¿Quiere saber algo, amigo mío? Mi comentario se basa en la realidad que describe su poesía y usted es digno de tales elogios. En la escala humana yo no coloco a los tiranos de toda laya que desde la antigüedad hasta los tiempos actuales han sometido, con la fuerza brutal a sus gobernandos. Un abrazo desde mi bella Venezuela, a pesar de sus tiranos. Eladio

      • santos castro checa

        Sí, la cruel miseria, ese monstruo devorador de sueños que el poder económico del mundo no ha podido derrotar, descrito en tan versada composición.

        Saludos fraternos, compañero poeta

        Rudavall

        • Alberto Moll

          Agradecido por tu amable comentario. Y coincido plenamente con lo que dices sobre este mundo.
          Cordiales saludos.

        • Miranda Ruiz

          Re preciosisimo...wow que riqueza !riqueza expresiva.besos

          • Alberto Moll

            Gracias por tus grandes elogios que modestamente no creo merecer.
            Pero me alegro, naturalmente, de que te haya gustado.
            Besos.

          • Adelaida López Marcos

            Me encantaron sus versos y sus sueños, pena que solo fueran sueños. Mis deseos para que en 2014 se hagan realidad, aunque tristemente me temo, que será un sueño más. Precioso poema que transmite bellamente mucho y su humildad todavía le hace mas grande. Feliz 2014

            • Alberto Moll

              Muy agradecido por sus elogiosos comentarios. Y efectivamente yo también desearía que este año 2014 y los sucesivos cambiaran bastante este mundo en que vivimos, pero...
              Feliz año y saludos cordiales.

            • Mar (Bar Literario)

              yo creo que algun dia conseguiremos cambiarlo todo, pero el camino a la utopia es largo y nosotros torpes

              • Alberto Moll

                Advertencia previa: soy muy pesimista.
                Y dicho esto, no te deprimas si me permito decir que creo que el camino a la utopía es interminable y que, por lo tanto, aquella nunca se alcanzará mientras los humanos seamos como somos. ¡Pero hazy que seguir adelante!
                Un cordial saludo.



              Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.