Nadie

Amor en prosa

El amor habla mucho y poco hace, es presuntuoso y para nada consecuente,
sus piernas apenas lo mantienen. Es sólo gracias a su mejor amiga, la memoria,
aquella tan obstinada e involuntaria, que sobrevive. Sin embargo ambos son impotentes ante las tres bestias: costumbre, distancia y tiempo.
Genuinas bestias del infierno, mucho más temibles que la invención e imaginación apocalíptica bíblica o las parcas de la mitología griega. Estas son insaciables, inexorables, incansables, invencibles... Monstruos, monstruos que silencian a mordidas sanguinarias a la memoria y aplastan implacable con su colosal mano al tímido amor.

Comentarios3

  • Romanticologo

    Es todo cierto, el amor sobrevive gracias a la memoria, pero debe enfrentar a tres bestias: la costumbre, la distancia y el tiempo. Me gustó leerte compañero.
    Un abrazo, saludos

  • victolman

    HERMOSAS LINEAS AMIGO ... A MI ALMA LE AGRADÓ ...

    BENDICIONES


  • PETALOS DE NOCHE

    Es interesante ese cambio de cuerpo, de mundos, esa personificación que expresas y le da un sentido de analogía con la realidad del amor, con la realidad del olvido y esos monstruos, el tiempo y la distancia; y había otro "Costumbre" todo esos complementos tienden a amarrar al amor o a desnudarle hasta quitarle la vida e borrarle... es interesante...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.