Elena Lisett Pereira

VIRGEN DE LA COROMOTO

 

La virgencita preciosa

Patrona de Venezuela

La conocen los niñitos

Antes de ir a la escuela

El cacique Coromoto, no quiso dejarla ir

Atrapándola en sus manos

Quiso asirse a su grandeza

y en una medallita, le perpetuo su belleza.

Virgen de excelsa beldad

Tú escogiste el lugar

Más hermoso de la patria

Para tu imagen mostrar

Con marco de portuguesa

De naturaleza prodiga

La más hermosa princesa

Esta tierra ya bendiga

En sus aguas cristalinas

Allí tu imagen divina

Madre  de Jesús y nuestra

Nos mostraste la grandeza

De la humildad y la fe

Dejándole a Venezuela

Una estela de dulzura

Abrazando a tu regazo

¡Nuestro pueblo y su cultura!

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.