Gracias a su carisma, su actitud y la trascendencia que tienen sus obras, Paulo Coelho es un escritor capaz de generar, al mismo tiempo, envidia y rechazo en algunos seres, y admiración y respeto en muchos otros.

En un libro, este brasileño que podría convertirse en diputado es capaz de emocionar, en otros consigue atraer al lector por medio de aventuras y hasta puede llegar a intrigar si se lo propone pero, en todos, logra regalarle a sus seguidores la oportunidad de reflexionar y aprender sobre cuestiones universales como el amor, la espiritualidad y la esencia humana.

Como sabrán todos aquellos que, con frecuencia, consultan los artículos ofrecidos por Poemas del Alma, Coelho es el creador de una gran cantidad de propuestas que merecen ser leídas con atención y sin ningún tipo de prejuicio.

Uno de esos trabajos que demuestran que, con la lectura, uno puede entretenerse e instruirse al mismo tiempo es “Manual del guerrero de la luz”, una publicación repleta de sabiduría en la cual el autor plantea ciertas incongruencias de la humanidad.

Según se desprende del contenido de este interesante libro, los hombres somos capaces de aceptar la clonación de seres vivos y hasta de realizar viajes interplanetarios, pero solemos olvidar lo esencial: escuchar a nuestro corazón y actuar a favor de esos antiguos sueños y aquellos deseos que creíamos olvidados pero que, sin embargo, aún esperan ser realizados.

Ya desde el título, Coelho invita a conocer conceptos vinculados a un luchador luminoso. Lejos de ser un personaje de ficción, este guerrero es la esencia de todos nosotros y, aunque muchas veces creamos que ha desaparecido, esa energía de luz siempre está dentro de cada individuo para ayudarlo a escuchar a su corazón, a aceptar las derrotas sin resultar abatido por ellas y a llenarlo de esperanza cuando el panorama se presenta desalentador.