“La historia interminable”, también conocida en Hispanoamérica bajo el título de “La historia sin fin”, es una novela publicada por primera vez en 1979 que, junto a “Momo” y otras obras, forma parte de la producción literaria del escritor alemán Michael Ende.

Este relato que ha sido, con gran éxito, llevado a la gran pantalla en numerosas ocasiones, ofrece al lector una historia repleta de fantasía donde se puede descubrir un mundo imaginario y conocer a Bastián, un tímido niño que, en el universo real, lee de forma apasionada un libro mágico (el cual llega a sus manos después de haberlo robado de una librería perteneciente a un misterioso hombre) y a Atreyu, un guerrero lleno de coraje que pertenece a la tribu de cazadores Pieles Verdes y a quien se le ha encargado la misión de salvar al reino perteneciente a la Emperatriz Infantil, ya que esta soberana padece una enfermedad mortal y, producto de esta situación, su mundo, un territorio conocido bajo el nombre de Fantasía, está cada vez más destruido y hasta corre serios riesgos de desaparecer.

Aunque “La historia sin fin” es un clásico de la literatura mundial y su trama ya ha cautivado a millones de personas, todavía resulta difícil señalar a qué tipo de público está dirigido. Tal vez, la apreciación más acertada es la de considerarlo como un libro interesante para todo lector, cualquiera sea la edad que éste tenga.

En este sentido, puede decirse que, para el segmento infanto-juvenil, esta propuesta de Ende no es más que una entretenida y fascinante historia de aventuras repletas de misterios y peligros y protagonizadas por seres fantásticos, mientras que los adultos pueden llegar a encontrar en esta obra una especie de metáfora o reflexión sobre la creación literaria y la importancia de utilizar la imaginación.