“María”, una novela creada por el escritor colombiano Jorge Isaacs que se publicó por primera vez en 1867, es una obra que merece ser tenida en cuenta por el valor que ha adquirido a lo largo del tiempo. Según se desprende de la realidad, este libro logró consagrarse como uno de los exponentes más destacados del romanticismo hispanoamericano.

Sin tener la certeza de cómo sería recibido este texto, el autor decidió desarrollar su faceta de novelista con un relato basado en experiencias autobiográficas. Así fue entonces que le dio vida a la trágica historia de amor de María y su primo Efraín, dos jóvenes que ven frustrado su vínculo por culpa de la siempre irremediable muerte que se presenta bajo la forma de una epilepsia y le pone fin a la vida de la muchacha en ausencia de Efraín cuando éste se encontraba de viaje de estudios en Europa. Sin creer todavía en la partida de su amada, el joven regresa y comienza a recorrer todos los sitios que, alguna vez, pudieron disfrutar juntos como forma de recordar esos instantes felices y llenos de pasión.

Para sorpresa de Isaacs, el éxito derivado de esta propuesta literaria que habla de un sentimiento prohibido por desarrollarse en el mismo círculo familiar, no tardó en llegar. Gracias a “María”, el escritor no sólo se hizo popular en Colombia, sino también en otros países de Latinoamérica, donde esta creación obtuvo el reconocimiento de importantes críticos y elogios por parte de miles de lectores que quedaron impactados por esta bella y apasionada historia de amor.

Aunque en esta narración cuya acción tiene lugar en una hacienda ubicada en el Valle del Cauca una vez que Efraín regresa al hogar paterno tras pasar seis años en Bogotá por motivos estudiantiles, predomina el contenido romántico y se hacen presentes la tragedia y el desconsuelo, Isaacs intentó contrarrestar el perfil dramático de la historia con algunos detalles humorísticos.