“Palomita Blanca”, “La niña en la palomera”, “Francisca, yo te amo”, “Santa María de las Flores Negras” y “Martín Rivas” son títulos cuyo contenido ya ha tenido su propio espacio en Poemas del Alma.

Aunque sus autores y tramas son diferentes, cada uno de ellos puede ser asociado no sólo con el resto de las obras mencionadas sino también con “Como en Santiago”, el libro que nos convoca en esta oportunidad, porque están unidas por su origen. Todas son de procedencia chilena y, con el correr del tiempo, se convirtieron en clásicos de la literatura de ese país.

El clásico elegido para dar a conocer hoy se enmarca dentro del género teatral y es una creación del escritor chileno Daniel Barros Grez que data del año 1875.

Por las características de su argumento, puede decirse que “Como en Santiago” es una comedia de costumbres dividida en tres actos que narra los hábitos y tradiciones típicas de la sociedad chilena, las diferencias existentes entre el ámbito rural y urbano, el desenvolvimiento de las diversas clases sociales y cómo las provincias chilenas se esfuerzan por asemejarse a Santiago.

La historia está desarrollada por varios personajes, entre los que se encuentran Dorotea y Silverio, una pareja que está comprometida pero su relación se ve amenazada por la aparición de Faustino, un diputado de Santiago muy atractivo y varonil que pide la mano de Dorotea por conveniencia.

Tiempo después, Silverio descubre que ella no lo ama pero Manuel, su padre, se encarga de ayudar a su hijo con una pequeña mentira armada tras tomar conciencia de que Faustino sólo pretende quedarse con la hacienda de Victoriano, el padre de Dorotea. Sin embargo, el destino hace que ese amor sea reemplazado y es en ese contexto que Silverio comienza a sentirse atraído por Inés, la prima de Dorotea.