Después de haber analizado cada uno de los libros que forman parte de la producción literaria de Tomás Eloy Martínez, numerosos críticos y lectores han llegado a la conclusión de que “Santa Evita” es la obra más destacada de este autor argentino.

Para elaborar la trama de esta novela lanzada a mediados de la década del “90, el también creador de “El vuelo de la reina”, entre otros trabajos, halló inspiración en la figura de María Eva Duarte de Perón, una mujer luchadora que, a lo largo de su vida, despertó tantas simpatías como odios a nivel popular.

Para algunos, esta dama argentina más conocida como Evita quedó en la historia de su país como la “abanderada de los humildes”, mientras que, para otros, quien fuera esposa del presidente Juan Domingo Perón lideró “una dictadura de mendigos”.

Como resulta evidente, esta preciosa mujer generó en la sociedad reacciones encontradas pero, aún hasta el día de hoy, su recuerdo se mantiene vigente porque, por más desaciertos que haya tenido, nadie resultó indiferente a su accionar.

Aún después de su muerte, Evita continuó siendo noticia y fue el escritor Tomás Eloy Martínez uno de los que encontró en ella un interesante material digno de ser llevado al ámbito literario.

Así fue entonces, cómo Martínez desarrolló un relato donde el verdadero protagonista es el cadáver de esta mujer, un cuerpo que pudo recuperar su belleza y juventud gracias a los esfuerzos del embalsamador español Pedro Ara pero que también se convirtió, durante largos años, en un trofeo que todos parecían querer pero que nadie se animaba a mostrar.

Por tratarse de una historia inspirada en un personaje importante y haber sido narrada por un autor de fama internacional, el contenido de “Santa Evita” no tardó en traspasar las fronteras argentinas y despertar interés en lectores de otras partes del mundo. Producto de esas repercusiones, hasta el momento se han vendido millones de ejemplares de este libro que ha sido traducido a más de treinta lenguas y publicado en más de sesenta países.