Poemas del Alma intenta, como podrán comprobar al recorrer el archivo de este sitio, ofrecer material diverso capaz de atraer a todo tipo de lector. Sin embargo, al abordar cuestiones como, por ejemplo, el contenido de obras literarias de interés internacional, con frecuencia aparece una figura que, por la trascendencia de sus obras, nos obliga a mencionar su nombre en numerosas ocasiones.

Este es el caso de Isabel Allende, la reconocida escritora chilena que, a lo largo de su trayectoria, ha publicado los ya mencionados “Inés del alma mía”, “La casa de los espíritus”, “La ciudad de las bestias” y “De amor y de sombra”, además de otros libros.

Entre esos trabajos que faltan sugerir se encuentra “Retrato en sepia”, una novela de perfil histórico señalada por muchos como la secuela de “Hija de la fortuna”, otro de los títulos que pertenecen a la producción literaria de Allende.

En este relato que ha sido traducido a una gran cantidad de idiomas, la autora realiza un repaso de la historia chilena de mitad del siglo XIX valiéndose de las vivencias de Aurora del Valle, una mujer emblemática que tiene como abuelos a Eliza Sommers y a Tao Chien.

Aunque nació en San Francisco (California), la protagonista fue criada por Paulina del Valle, su ambiciosa abuela paterna, en territorio chileno, rodeada de privilegios pero también atormentada por espantosas pesadillas. Al crecer, las circunstancias de la vida llevan a esta mujer traicionada por el hombre que ama, a lanzarse a la aventura de intentar averiguar qué fue lo que ocurrió durante sus primeros años de existencia ya que, a causa de un brutal trauma, hay episodios de su infancia que se le han borrado de la mente. En ese contexto, la joven Aurora comienza a descubrir el mundo a través de una cámara fotográfica.