Ya que a través de “De amor y de sombra”, el otro resumen que publicamos en el día de la fecha, la literatura chilena volvió a decir presente en Poemas del Alma, aprovecharemos la oportunidad para sumar al ya extenso listado de obras procedentes de ese país (entre las que se encuentran “Como en Santiago”, “Martín Rivas”, “La niña en la palomera” y “Santa María de las Flores Negras”, entre otras) otro texto que vale la pena destacar: “Gracia y el forastero”.

Este libro que apareció por primera vez en 1964 y, desde entonces, ha sido adaptado en varias ocasiones a la pantalla grande, es una de las creaciones literarias del escritor chileno Guillermo Blanco.

Por las características de su argumento, puede decirse que “Gracia y el forastero” es una especie de “Romeo y Julieta” que narra una historia de amor adolescente truncada por la rigidez del padre militar de la novia pero, a diferencia del clásico de William Shakespeare, ésta esta ambientada en el Chile de los años “60.

El vínculo comienza a surgir cuando Gabriel, un joven de 18 años y de condición humilde conoce a Gracia Morán, la bella hija de un general amigo de su padre. En un principio, ambos se relacionan desde un punto de vista amistoso pero, con el tiempo, la atracción pudo más y así fue cómo ella decidió contarle a su progenitor los sentimientos que ella tenía respecto a Gabriel.

Lejos de apoyar a su hija, el autoritario general optó por alejarlos llevándose a Gracia a Santiago, pero los jóvenes prefirieron luchar por su amor a través de un simbólico casamiento y un embarazo. Sin embargo y pese a todos los esfuerzos, el destino y la voluntad de Morán hicieron que este romance no tuviera un final feliz, sino un dramático y trágico desenlace.