El escritor colombiano José María Vargas Vila es quien tuvo el talento y la creatividad para sorprender a lectores de todas partes del mundo a través de “Aura o las violetas”, una novela romántica de perfil modernista que, pese a su antigüedad, aún ofrece motivos para ser leída.

En esta obra que apareció por primera vez en 1887, los amantes de la literatura pueden deleitarse con un relato que no pretende generar intriga ni perseguir fines sociales, religiosos ni morales: sólo tiene el propósito de cautivar por medio de una historia de amor entre adolescentes.

“Aura o las violetas” está narrado en primera persona y gira en torno al vínculo que surge entre dos jóvenes vecinos que, antes de distanciarse por obligaciones estudiantiles, se prometen amor eterno y sellan su compromiso con un ramo de violetas.

Años más tarde, el enamorado regresa pero su ilusión de disfrutar del afecto de Aura se esfuma tan pronto como descubre que ella ha cambiado y está a punto de contraer matrimonio con un acreedor por conveniencia, ya que ésa parece ser la única forma de conservar la propiedad familiar que estuvo a punto de perderse tras la muerte de su padre.

Aunque ella cree sentir que todavía ama a su amigo de la infancia y él llega hasta la iglesia dispuesto a impedir la ceremonia, la boda se concreta. A partir de entonces, ambos comienzan a transitar por caminos distintos, pero el joven despechado no está dispuesto a renunciar tan fácilmente a ese amor.

Tiempo después, atormentado por sentimientos no correspondidos, él decide quitarse la vida, pero su madre lo salva en el momento justo. Lejos de mejorar, el panorama se vuelve aún más complicado porque a la frustración en el plano amoroso y al intento de suicidio se suma la enfermedad que comienza a afectar a su progenitora tras haber tenido la valentía de salvar a su hijo de la muerte.

Desesperado, el muchacho decide escribirle una carta a Aura, pero ella se niega a mantener cualquier tipo de vínculo con él porque es ya una mujer casada que respeta a su esposo. La existencia, entonces, se vuelve pesada y triste para ambos porque el destino los ha separado y sólo la muerte, quizás, podrá volver a juntarlos.

Si todavía no han leído este material, no esperen la típica novela romántica con final feliz: “Aura o las violetas” es un libro corto y repleto de metáforas cuyo contenido explora los sentimientos humanos y deja al descubierto una historia de amor, sufrimiento y muerte que impacta por su calidad narrativa, su simpleza y los giros del relato.