Aunque en Poemas del Alma ya se había publicado un artículo basado en “Cuentos de amor de locura y de muerte”, al incluír en este nuevo segmento de resúmenes menciones a aquellos libros que marcaron una época y se convirtieron en clásicos (ya sea en un determinado país como a nivel mundial), resulta inevitable no recordar la existencia de esta popular obra perteneciente a Horacio Silvestre Quiroga Forteza.

Esta colección de cuentos, que apareció por primera vez en 1918, reúne quince relatos a través de los cuales su autor aborda el fracaso, la frustración, la muerte y los amores imposibles. Para no omitir ningún dato que pueda resultar de interés para aquellos que deseen leer esta obra, hay que decir también que, en este libro, Quiroga ha intentado desarrollar algunas historias románticas, pero con ellas no logró lucirse demasiado como escritor.

“La gallina degollada” y “El almohadón de plumas”, en cambio, son dos textos que permiten comprobar el talento y la creatividad de este hombre nacido el 31 de diciembre de 1878 en la ciudad uruguaya de Salto que, a lo largo de su trayectoria, supo conquistar a los amantes de la lectura con numerosas propuestas literarias que traspasaron las fronteras y que, a pesar de haber sido creadas hace décadas, aún hoy conservan ese brillo que las ha convertido en clásicos indiscutidos de la literatura universal.

“A la deriva”, “La muerte de Isolda”, “Una estación de amor”, “La miel silvestre”, “Yaguai”, “La insolación” y “Los Mensú” son otros de los títulos que forman parte de esta destacada recopilación de historias dada a conocer como “Cuentos de amor de locura y de muerte”, una majestuosa obra cuyo título, a diferencia de lo que uno podría llegar a considerar una omisión ortográfica, se escribe, por voluntad de su creador, sin comas.