Cuando sólo habían pasado tres meses del inicio del año 1987, la talentosa creadora de novelas románticas Danielle Steel amplió su producción literaria con “El precio del amor”, un libro que, por sus características, es capaz de cautivar y conmover a más de un lector sensible.

El precio del amorQuienes ya conocen la trama de este relato consideran, en líneas generales, que este material es una obra maravillosa que merece ser leída, al menos, una vez en la vida. Claro que siempre queda algún lector insatisfecho, pero en este caso, a juzgar por la trascendencia de esta propuesta elaborada por la también creadora de “Regreso al hogar”, “Amor y lágrimas” y “Una vez en la vida”, parece que “El precio del amor” ha logrado reunir más defensores que detractores.

Si se dejan convencer por los elogios recibidos por esta novela y deciden leerla, encontrarán en ella las vivencias de Bernie Fine, un hombre que, pese a ganarse la vida como director de unos grandes almacenes, se sentía solo y defraudado. Así anduvo hasta que el destino le permitió conocer a la bella Liz y a su simpática hija Jane, dos seres que le permitieron conocer la felicidad.

Sin embargo, el fallecimiento de la mujer que lo llenaba de dicha y la posibilidad de quedarse sin la compañía de Jane hicieron que este hombre se viera obligado a poner a prueba su capacidad de sufrimiento porque, según parecía, sólo con el precio de su dolor podría pagar el derecho a disfrutar un nuevo amor.

Si andan en busca de sentimientos y desean poner a prueba su fortaleza frente a un trabajo literario, no duden en confiar en el contenido de la emotiva novela que Danielle Steel bautizó como “El precio del amor”. Sólo si tienen el corazón de piedra podrán mantenerse indiferentes hacia esta historia.