A lo largo de su trayectoria, el filósofo alemán Friedrich Nietzsche escribió muchos textos que, por la trascendencia adquirida y la importancia que tuvieron a nivel internacional, han sido citados desde hace tiempo, de alguna u otra forma, en Poemas del Alma.

La gaya cienciaHasta el momento, tal como recordará más de un seguidor del sitio, hemos compartido el contenido de obras como “La genealogía de la moral”, “El crepúsculo de los ídolos”, “Más allá del bien y del mal” y “Así habló Zaratustra. Un libro para todos y para nadie”. Por supuesto, esta misión de recordar cada uno de los títulos creados por Nietzsche aún no está finalizada porque todavía quedan muchos trabajos por citar.

Entre esos materiales que faltan mencionar está “La gaya ciencia”, uno de los escritos más sobresalientes que elaboró el pensador nacido en Röcken el 15 de octubre de 1844.

En este libro que comenzó a difundirse en 1882, los lectores pueden encontrar un conjunto de aforismos y frases (siendo “Dios ha muerto” una de las expresiones más famosas del texto) que dejan al descubierto numerosas temáticas que inquietaron a Nietzsche en distintas etapas de su existencia.

“La gaya ciencia”, por ejemplo, incluye referencias a la nueva moral de la voluntad de poder, hace mención al concepto de “superhombre”, esconde críticas hacia la moral cristiana, expande la idea del “eterno retorno” y desarrolla reflexiones en torno a la afirmación de la vida. A través de él, su creador ha dado por finalizado el periodo pesimista y negativo (época en la cual predominó la destrucción de la llamada metafísica cristiana) y comenzó a explorar la etapa afirmativa, un ciclo caracterizado por la construcción de nuevos valores.