Aquellos aficionados al mundo de las letras que, en algún momento de sus vidas, hayan iniciado la lectura de la apasionante saga conocida como “Crónicas Vampíricas” y quieran saber cómo sigue la historia después de “Memnoch el Diablo” deberán conseguir un ejemplar de “El vampiro Armand” y leer, por supuesto, este artículo.

El vampiro ArmandComo el resto de los títulos que forman parte de la mencionada serie inspirada en el terror y los vampiros, la obra que nos convoca en esta oportunidad ha sido escrita por la novelista estadounidense Anne Rice.

Su trama, que comenzó a difundirse en 1998 y jamás dejó de comercializarse a nivel internacional, gira en torno a la figura y las vivencias de Armand, un joven eterno con cara de ángel que se sentirá cautivado por el vampiro Marius, quien al conocerlo optará por reemplazar su nombre por el de Amadeo. Cuando las fuerzas del mal comienzan a entrar en acción, el protagonista de este relato inicia una travesía por distintos sitios y tiempos hasta llegar a reunirse con Lestat, un personaje que brilló en libros como “Entrevista con el vampiro”, “Lestat el vampiro” y “El ladrón de cuerpos”.

Además de cautivar a los lectores con las aventuras de un vampiro, en este libro la talentosa Rice también sorprende con escenarios interesantes que permiten, por ejemplo, imaginar el París del siglo XIX, conocer Kiev de forma remota, recordar la antigua Constantinopla y recrear con imágenes mentales la Venecia del Renacimiento o la Nueva Orleans planteada por la autora.

Aunque este material literario puede, en comparación con las demás entregas de la colección, seducir o aburrir más que otros trabajos de Rice, ningún aficionado al mundo de los vampiros puede considerarse un verdadero fanático si no ha leido por completo todas las novelas que forman parte de las “Crónicas Vampíricas”.