A diferencia de otros artículos ya publicados en Poemas del Alma, el texto de hoy no estará enfocado a la obra poética del escritor y diplomático mexicano Octavio Paz, sino a su producción ensayística.

El arco y la liraEn esta oportunidad, como podrán advertir, hemos decidido centrar la información en “El Arco y la Lira”, una propuesta lanzada en 1956 que, al año siguiente, fue distinguida con el Premio Xavier Villaurrutia.

Si bien este trabajo está considerado como un ensayo, es importante resaltar que, en él, el también creador de materiales como “Piedra de sol”, “Libertad bajo palabra” y “Pasado en claro” ha decidido abordar el fenómeno poético.

Quien decida confiar en el contenido de “El Arco y la Lira” debería saber que en esas páginas no encontrará poesías pero sí reflexiones y análisis sobre el género que le permitió ganar un lugar de privilegio en la historia de la literatura. El lenguaje, el ritmo y la imagen que distingue a un poema, así como también la inspiración que lleva a un autor a elaborar versos, son algunas de las cuestiones a las que ha hecho referencia Octavio Paz en esta obra que surgió varios años después del lanzamiento de “El laberinto de la soledad”. Tras haber estudiado en profundidad la naturaleza del poema y explorado el género poético, el talentoso mexicano optó por finalizar su trabajo con la idea de que “la experiencia poética es irreductible a cualquier otra”.

Si consideran que, gracias a su trayectoria literaria y a los aportes que ha realizado a la literatura de su país, la visión poética de este respetado exponente de las letras nacido en la Ciudad de México el 31 de marzo de 1914 es digna de conocer y merece ser valorada a nivel internacional, no duden en conseguir un ejemplar de “El Arco y la Lira”.