En estos momentos en todo el mundo se está viviendo una auténtica revolución literaria con la trilogía realizada por la escritora E.L. James cuya primera parte lleva por título Cincuenta sombras de Grey. Un boom el conseguido con la citada saga que se debe en gran parte al hecho de que es un trabajo donde el amor y el erotismo van indisolublemente de la mano.

Sin embargo, hay otros muchos escritores que también han apostado de manera contundente porque esa unión sea igualmente el eje central entorno al cual giran sus narraciones. Este sería el caso, por ejemplo, de Sylvia Day. Una literata americana esta cuya primera novela es una muestra de lo que estamos determinando.

No te escondo nada es el título de ese primer libro que curiosamente también es la primera parte de una trilogía llamada Crossride. Una joven llamada Eva Tramell es el personaje que funciona como línea argumental.

Una mujer aquella que acaba de mudarse a Manhattan para comenzar a trabajar en una agencia de publicidad, lo que supone que esté muy feliz por iniciar una nueva vida pues eso le servirá para obviar en parte todos los fantasmas y traumas que arrastra de su paso.

En esa nueva andadura existencial jugará un papel fundamental el empresario Gideon Cross, el dueño del edificio donde está la mencionada empresa publicitaria y que fortuitamente conoce a Eva. Eso hará que vivan un encuentro del que ninguno de los dos parece que no puede olvidarse. Tal es el deseo que sienten que ambos harán lo que esté en sus manos para poder estar juntos.

Pasión y deseo

La segunda parte de la citada trilogía, mezcla de sensualidad y amor, es Reflejada en ti. Un relato en la que el lector vuelve a situarse en el punto donde acabó la anterior novela: en la relación que se establece entre Eva y Gideon.

Sus miedos, los traumas que ambos poseen y las circunstancias del entorno que les rodea parece que siguen haciendo frente común para evitar que ambos personajes estén juntos lo que les llevará a continuar luchando por esa relación cargada de pasión, deseo y erotismo.

Pero no lo tendrán nada fácil pues el pasado de los dos será un obstáculo muy fuerte que deberán superar si quieren tener un futuro unidos.

La trilogía de Sylvia Day, que en estos momentos se ha convertido en una fuerte competencia de Cincuenta sombras de Grey, se cerrará con un trabajo del que aún se desconoce el título y la fecha de publicación. No obstante lo que sí está previsto es que llegue a los mercados literarios en el próximo mes de febrero una nueva novela de esta autora que sigue los parámetros establecidos por las anteriormente citadas.

En concreto nos estamos refiriendo a Siete años para pecar, una narración que nos cuenta como lady Jessica Sheffield, justo antes de casarse, es testigo de una auténtica pasión sexual entre dos personas, siendo una de ellas Alistair Caulfield.

Esa escena no sólo logra escandalizarla sino que además la excitará y será la que, después de pasar por el altar, hará que siga manteniendo vivo en su interior el deseo por el citado caballero.