Se acerca el 14 de febrero, la jornada más romántica del año (o al menos de eso tratan de convencernos quienes venden flores y chocolates). El Día de los Enamorados o de San Valentín se celebra desde la edad media, aunque sus orígenes no están demasiado claros. Lo cierto es que, pese a que en 1969 la celebración fue quitada del calendario eclesiástico por la Iglesia Católica Romana, la fecha es un motivo de encuentro para gente de todo el planeta.

CupidoTodos sabemos que no hace falta que el calendario nos indique un cierto número para expresar el amor a aquella persona tan especial. “El día de los enamorados es cualquier día de mi vida junto a mi pareja”, podría afirmar un afortunado. De todas formas, si la tradición nos da la excusa, ¿por qué no aprovecharla? Este jueves representa una nueva oportunidad para decirle a quien querramos qué tan importante es para nosotros.

Y como estas cuestiones de la expresión no siempre resultan fáciles, no hay nada mejor que valerse de un buen poema como ayuda. Acompañar nuestro decir sincero y espontáneo con algunos de los textos más bellos que haya dado la literatura puede resultar una demostración perfecta de nuestros sentimientos más prufundos.

Desde este blog, nos gustaría compartir algunos poemas que tienen como eje el amor. La lista está abierta y los invitamos a dejar sus propias opiniones, recomendaciones y, por qué no, poemas.

“Amor”, de Pablo Neruda

“Amor eterno”, de Gustavo Adolfo Becquer

“Asunción de tí”, de Mario Benedetti

“Besos”, de Gabriela Mistral

“Bouquet”, de Rubén Darío

“Dos cuerpos”, de Octavio Paz

“El viento en la isla”, de Pablo Neruda

“Escrito con tinta verde”, de Octavio Paz

“Hagamos un trato”, de Mario Benedetti

“Halla en la causa de su amor todos los bienes”, de Francisco de Quevedo

“La caricia perdida”, de Alfonsina Storni

“Tu dulzura”, de Alfonsina Storni