El 13 de julio de 1934 se produjo en la ciudad de Abeokuta el nacimiento de Wole Soyinka, un escritor nigeriano que quedó en la historia de la literatura por haber sido el primer africano en obtener el Premio Nobel de Literatura, un galardón que llegó a sus manos en 1986.

Akinwande Oluwole Soyinka, tal su nombre real, cursó estudios de Inglés, Griego e Historia en la Universidad de Ibadán, aunque fue en la Universidad de Leeds donde completó su formación académica con un doctorado en Literatura Inglesa.

A fines de la década del 50, el responsable de propuestas como “La danza del bosque”, “El hombre muerto”, “La muerte y el caballero del rey”, “Aké, los años de la niñez”, “Clima de miedo”, “Lanzadera en una cripta” y “Partirás al amanecer” se desempeñó como director y actor en el Royal Court Theatre, así como probó suerte como creador de obras teatrales.

Cabe resaltar que en sus textos, los cuales eligió desarrollar en idioma inglés, Soyinka consigue conjugar tradiciones y mitos africanos con estilos y cosutmbres europeos.

En la década del 60, el autor retornó a la tierra que lo vio nacer y fundó el grupo teatral conocido como “Las máscaras de 1960″, así como también impulsó el surgimiento de “Compañía de Teatro Orisun”. Por ese entonces, trabajó además en las universidades de Lagos e Ibadán, donde impartió clases de teatro y literatura.

Su vida cambiaría en 1967, año en el cual fue arrestado por haber elaborado un artículo a favor de un armisticio y, acusado de conspiración, fue castigado con más de veinte meses de reclusión. Ya en libertad, se exilia de forma voluntaria y retoma su actividad como escritor con una producción crítica hacia el sistema que refleja tanto su propio sufrimiento como el de todo el pueblo nigeriano.