Ramona Victoria Epifanía Rufina Ocampo, tal el nombre real de la escritora argentina que pasó a la Historia como Victoria Ocampo, nació en Buenos Aires en 1890, a siete días de haber comenzado el mes de abril.

Victoria-OcampoEsta mujer que desarrolló obras como “De Francesca a Beatrice”, “La laguna de los nenúfares”, “Lawrence de Arabia y otros ensayos” y “Tagore en las barrancas de San Isidro” perteneció a una familia numerosa de buena posición económica. Desde pequeña dominó la lengua francesa y tuvo a disposición varias institutrices que se encargaban de darle una sólida formación. Por ese entonces, comenzó a interesarse por el universo literario y convirtió a Edgar Allan Poe, Charles Dickens, Arthur Conan Doyle y a Julio Verne en sus escritores favoritos.

Al crecer, se instaló junto a su familia en territorio europeo. Allí no sólo asistió al Collège de France para aprender filosofía, vocalización y piano sino que también se inscribió en la Universidad de La Sorbona para instruirse en Historia de Oriente, Literatura Inglesa, Orígenes del Romanticismo y Literatura Griega Clásica.

El 8 de noviembre de 1912, Victoria celebró su boda con Luis Bernardo de Estrada, pero para 1914 la pareja ya estaba quebrada: sólo se mostraban juntos en acontecimientos sociales. A finales de los años ’20, la autora convivió con el diplomático Julián Martínez.

En 1936, temporadas después de haber fundado la revista literaria “Sur”, esta intelectual que tuvo oportunidad de viajar por el mundo creó la Unión de Mujeres Argentinas. Décadas más tarde, presidió el Fondo Nacional de las Artes y se transformó en la primera mujer que tuvo el honor de ser aceptada como integrante de la Academia Argentina de Letras.

Victoria Ocampo falleció el 27 de enero de 1979 como consecuencia de un cáncer de boca que la aquejó durante los últimos años de su vida. Desde entonces, los restos de la escritora se encuentran en el cementerio porteño de Recoleta.