El 15 de septiembre de 1821 se firmó el Acta de Independencia de Guatemala, una fecha que es recordada como el primer paso formal hacia una Centroamérica libre. Ese mismo día, pero de 1911, nació el escritor, político y abogado Mario Monteforte Toledo en la capital guatemalteca.

Mario Monteforte ToledoMonteforte Toledo cursó el bachillerato en el Instituto Nacional de Varones. Allí descubrió los postulados de la Revolución Mexicana y las ideas de Víctor Raúl Haya de la Torre, que serían muy importantes en su formación política.

En 1928 ingresó a la Universidad de Guatemala para estudiar Derecho. En esta institución educativa tuvo una activa militancia política y comenzó a leer a numerosos autores clásicos que influirían luego en su labor literaria. La dictadura de Jorge Ubico Castañeda lo llevó al exilio, viviendo en México, Chile y Francia.

Su primer libro fue el poemario “Barro”, aparecido en 1932. La producción literaria se incrementaría con otros poemarios, novelas, cuentos, ensayos y obras teatrales, como “Anaité”, “Una manera de morir”, “Cuentos de derrota y esperanza”, “La puerta blanca”, “La noche de los cascabeles”, “Entre la piedra y la cruz” y “Palabras del retorno”, entre otros.

Después de una intensa militancia en el Partido Unificado de la Revolución, Monteforte Toledo se convirtió en diputado en 1944, tras la caída de Ubico Castañeda. Cuatro años después llegó a la vicepresidencia de Guatemala, acompañando a Juan José Arévalo. En 1956, ante la medida que prohibió los partidos políticos, volvió a exiliarse en México, trabajando como docente en la UNAM.

Tres décadas y media después regresó a su patria, envuelto en un gran reconocimiento. En sus últimos años de vida ganó el Premio Nacional de Literatura (que también obtuvieron autores como Dante Liano y Augusto Monterroso) y el Premio Internacional Juan Rulfo, entre otros galardones.

Mario Monteforte Toledo falleció el 4 de septiembre de 2003, a los 91 años de edad.