Las letras argentinas cuentan, desde hace varios años, con los aportes de Graciela Bialet, una escritora y educadora que nació en la provincia de Córdoba en 1955 y ya desde chica sentía pasión por la lectura.

Esta mujer, responsable de títulos como “Los sapos de la memoria”, “Si tu signo no es cáncer”, “Nunca es tarde” y “El jamón del sándwich”, se formó como profesora de Enseñanza Primaria en el Centro Educacional de Córdoba, estudió Comunicación Social en la Universidad Nacional de Córdoba y obtuvo la Licenciatura en Educación en la Universidad Nacional de Quilmes. Además, en la Universidad de Castilla La Mancha (España) consiguió un máster en Promoción de la Lectura y Literatura Infantil.

A lo largo de su trayectoria, además de sumar experiencia como maestra y elaborar relatos (la mayoría de ellos dirigidos al público infanto-juvenil) Graciela ha hallado tiempo para asesorar a la Fundación Mempo Giardinelli en la Promoción de la Lectura, coordinar talleres literarios para niños y brindar conferencias en distintos rincones del mundo.

En 2008, producto del reconocimiento logrado a partir de su buen desempeño como autora y docente, la también creadora de obras como “El acordeón de Carmelo”, “Caracoleando”, “Hada desencantada busca príncipe encantador” y “Neón, el perro reloj” (muchas de las cuales han sido traducidas a múltiples idiomas) fue elegida para supervisar las publicaciones pedagógicas del Plan Lectura del Ministerio de Educación de la Nación Argentina. Tiempo antes, esta apasionada de los libros creó y coordinó “Volver a Leer”, un programa de promoción de la lectura que abarcó a todas las instituciones educativas de todos los niveles del Ministerio de Educación de la Provincia de Córdoba. Con los años, este plan sería distinguido por la Organización de Estados Iberoamericanos y resultaría enaltecido por la Fundación El Libro de Buenos Aires con el Premio Pregonero Institucional.