El paso por este mundo de Érico Veríssimo ha dejado una huella imborrable en la literatura brasileña ya que este hombre que nació en Rio Grande do Sul el 17 de diciembre de 1905 dedicó gran parte de su vida a enriquecer las letras de su país.

Erico VerissimoEste descendiente del matrimonio compuesto por Sebastiao Veríssimo da Fonseca y Abegahy Lopes creció en el seno de una familia de clase alta, pero en su juventud se vio obligado a resignar todo tipo de lujos y hasta a abandonar sus estudios porque su padre se declaró en bancarrota y en su hogar se hizo necesario el ingreso de dinero.

Tras probar suerte como empleado bancario y llegar a ser dueño de una farmacia que no prosperó del modo esperado, Érico se mudó a Porto Alegre y empezó a sumar experiencia como escritor.

En 1931, año en el cual contrajo matrimonio con Mafalda Volpe, su figura adquirió relevancia ya que fue contratado como secretario de edición de la “Revista do Globo”, una publicación de la cual llegaría a ser editor dos años más tarde.

“Fantoches” y “Clarissa” fueron los títulos que le permitieron dar a conocer su perfil como cuentista y novelista. Después llegarían “Cruce de caminos”, “Un lugar en el sol”, “El tiempo y el viento”, “El señor embajador” e “Incidente en Antares”, entre muchas otras obras que lo consagraron como autor de renombre internacional.

En la década del 40, este destacado exponente del mundo de las letras se instaló junto a su familia en Estados Unidos, país en el cual enseñó literatura brasileña y dirigió el Departamento de Asuntos Culturales de la Organización de los Estados Americanos en Washington D.C.

El afamado Érico Veríssimo encontró la muerte en la capital del estado de Rio Grande do Sul el 28 de noviembre de 1975 tras sufrir un ataque cardíaco.