Louis-Ferdinand Céline es el seudónimo con el que se conoce en el ámbito literario a Louis Ferdinand Auguste Destouches, el escritor francés nacido el 27 de mayo de 1894 cuya obra ha sido traducida a una gran cantidad de lenguas y que lo llevó a ser uno de los autores más difundidos del siglo XX.

Gracias a la modesta herencia que dejó su abuela Céline Guillou (de quien Louis adoptó el nombre), el joven tuvo la posibilidad de asistir a una escuela privada y, tiempo después, viajar a Alemania e Inglaterra para aprender idiomas.

Al cumplir sus primeros 18 años de vida, Destouches se alistó en una unidad de caballería y, al estallar la Primera Guerra Mundial, participó de un enfrentamiento en el cual resultó gravemente herido.

Destinado al consulado francés en Londres, en 1915 el futuro escritor contrae matrimonio con Suzanne Nebout, pero el trámite no fue registrado en el consulado de su país. Al año siguiente, Destouches comienza a desempeñarse como encargado de explotación forestal y se instala por una temporada en África, donde contrae malaria.

Al regresar a París, encuentra trabajo en “Eureka”, una publicación científica a través de la cual pudo conocer al doctor Athanase Follet. Gracias a él, Louis-Ferdinand consigue finalizar su bachillerato, casarse con Edith Follet y recibirse de médico.

A partir de entonces, Destouches se integra a la Sociedad de las Naciones como experto en cuestiones de higiene, marco en el cual lo destinan a Ginebra, aunque los viajes por Estados Unidos, Cuba, Canadá, Inglaterra, Nigeria y Senegal se volverían constantes. A raíz de esas largas ausencias, el profesional vuelve a fracasar en el amor y su segundo matrimonio llega a su fin.

Tal vez inspirado en Elisabeth Craig, su amante, Destouches escribe la novela “Viaje al fin de la noche”, una obra publicada en 1932 que cosechó muy buenas críticas. Con el tiempo, se sumarían a la producción literaria de este autor que falleció el 1 de julio de 1961, títulos como “Muerte a crédito”, “De un castillo a otro” y “Fantasía para otra ocasión”, entre otros.