Nació el 10 de marzo de 1760, en Madrid. Era hijo del abogado y escritor Nicolás Fernández de Moratín y de Isidora Cabo Conde.

Su carácter estuvo signado por ciertas experiencias que lo tornaron introvertido y melancólico. Cuando era pequeño padeció viruela, y la larga enfermedad y convalecencia posterior, dejaron huellas penosas en su personalidad.

Un desengaño amoroso, cuando tenía 20 años, también modificó su carácter y se reflejó en su obra. Su amor, Sabina Conti, de apenas 15 años fue obligada a casarse con un hombre mucho mayor, su tío.

Trabajó de empleado en una joyería y no asistió a la Universidad. Fue defensor del iluminismo y viajó por Inglaterra, Francia e Italia.

Si bien escribió prosas y poemas, su destacada participación en la literatura se debe a sus obras teatrales.

En “El viejo y la niña” plantea la eterna historia del hombre celoso que provoca las más descabelladas situaciones.

“El barón” es una pieza satírica en la cual ridiculiza la manía de darse aires de nobleza.

En “La mojigata” la protagonista encarna la hipocresía.

“La comedia nueva” es una sátira a los presuntuosos que con obras mediocres cansan a los espectadores y quedan en ridículo, aunque sin perder su eterno optimismo.

“El sí de las niñas”, es su obra maestra. Si bien la intención didáctica está presente en toda su obra, en ésta describe los ruinosos resultados de la falta de libertad en la elección matrimonial. Presenta los siguientes personajes:

La discreta Doña Paquita, que evoca a la novia del autor, que cambia su actitud según esté presente o no su madre. En el primer caso se muestra tímida y sumisa, en el segundo, es pura audacia.

Doña Irene encarna a la madre despreocupada que ha dejado a su hija en un convento. Llega al ridículo con sus reacciones, que surgen como consecuencia de su propósito de casar a su hija con un hombre de mucho dinero, y muchos años.

Don Carlos, es el enamorado que renuncia a la lucha por su amada por respeto a su tío, que se transforma en su rival.

Don Diego, es el adinerado hombre de avanzada edad, que muestra su dignidad al comprender finalmente que todo se trataba de un plan de una madre ambiciosa.

La moraleja no aparece explícita sino sugerida en el relato, que unifica la acción, el lugar y el tiempo, característica de las obras neoclásicas.

Otra obra trascendente de Moratín es “El médico a palos”. Inspirado en una antigua fábula francesa, narra como una mujer desavenida con su marido, logra obtener venganza haciendo creer a los criados de una corte, que su esposo es una eminencia médica pero tiene la manía de ocultarlo y negarse a ejercer su profesión.

Falleció en París, el 21 de junio de 1828.

Poemas de Leandro Fernández de Moratín en Poemas del Alma