Si hay una persona que ha dejado una huella importante en la literatura brasileña, esa es Nélida Piñón, la escritora y periodista que nació el 3 de mayo de 1937 en la ciudad de Río de Janeiro como fruto del amor de Lino Piñón Muiños y Olivia Cuiñas.

Nélida PiñónYa desde edad temprana, a esta mujer de antepasados gallegos cuyo nombre es un anagrama del nombre de su abuelo Daniel le atrajeron las letras y todas las actividades vinculadas a ese ámbito. Impulsada por ese interés, pues, durante su juventud estudió periodismo en la Pontificia Universidade Católica do Rio de Janeiro e inició un camino profesional que, hoy en día, es el que le permite gozar del respeto y la admiración de numerosas personas de diversas partes del mundo.

Tras debutar como novelista a través de “Guía-mapa de Gabriel Arcanjo” (material que se publicó por primera vez en 1961), Piñón enriqueció al ámbito literario con títulos como “Madeira Feita Cruz”, “Tempo das frutas”, “Fundador”, “A casa da Paixao”, “Sala de armas”, “La fuerza del destino”, “El calor de las cosas” y “La república de los sueños”, muchos de los cuales fueron traducidos a múltiples lenguas y le permitieron recibir distinciones como el Premio Literario Latinoamericano Juan Rulfo, el título de Doctor Honoris Causa por parte de la Universidad Nacional Autónoma de México, el XVII Premio Internacional Menéndez Pelayo y el Premio Príncipe de Asturias de las Letras, entre muchos otros.

Cabe destacar también que, además de desempeñarse como creadora de relatos, Nélida Piñón ha sumado experiencia como profesora universitaria (en instituciones como Harvard, Georgetown, Miami y Columbia) y llegó a presidir la Academia Brasileña de Letras.