Juan María Montalvo Fiallos fue un ensayista y novelista ecuatoriano nacido el 13 de abril de 1832 que, a través de obras como “Las Catilinarias” y “Siete Tratados”, consiguió convertirse en uno de los grandes referentes de la literatura de su país.

Juan MontalvoEste joven cuyo rostro quedó marcado debido a las viruelas sufridas y que odiaba las dictaduras (ya que, en ese contexto, tuvo que exiliarse uno de sus hermanos), estudió Gramática latina en el colegio San Fernando, Filosofía en el seminario San Luis (donde obtuvo el grado de maestro) y Derecho en la Universidad de Quito. Además, este admirador de Sócrates, Julio César, Cicerón, Miguel de Cervantes, Michel de Montaigne, Montesquieu y Lord Byron adquirió, de forma autodidacta, conocimientos de Gramática española y se interesó por la Historia, la Literatura y la Filosofía Helénica.

Sin embargo, la vida de Montalvo no sólo estuvo vinculada al mundo de las letras, sino también al de la política, una actividad que lo llevó, por ejemplo, a realizar tareas diplomáticas como miembro de la delegación ecuatoriana en Roma.

En el plano literario, hay que decir que este autor que viajó por Francia, Italia, España, Panamá y Perú, entre otros países, sumó experiencia como colaborador de la revista “El Iris” de Quito, editor de “El Cosmopolita” (publicación desde la cual difundió sus escritos) y creador de obras como “El bárbaro de América en los pueblos civilizados de Europa”, “El libro de las pasiones”, “De las virtudes y los vicios”, “Capítulos que se le olvidaron a Cervantes”, “El último de los tiranos”, “Mercurial eclesiástica”, “El regenerador” y “El espectador”.

Juan Montalvo falleció el 17 de enero de 1889 en París víctima de una pleuresía y, el 12 de julio de ese mismo año fueron repatriados a Ambato, su ciudad natal, donde fue embalsamado y enterrado.