Uno de los poetas más reconocidos de la literatura portuguesa es Fernando António Nogueira Pessoa, un hombre nacido el 13 de junio de 1888 en Lisboa que, ya desde pequeño, había mostrado interés y habilidad para las composiciones literarias.

Fernando PessoaSu juventud transcurrió en la ciudad sudafricana de Durban, donde se instaló con su familia luego de que su madre, que había quedado viuda, se casara por segunda vez. En esas tierras, el joven Fernando tomó contacto con la lengua inglesa y recibió formación académica. Por ese entonces, comenzó a descubrir la literatura británica a través de grandes autores como William Shakespeare, Edgar Allan Poe y Lord Byron, entre otros. Así fue como, familiarizado con el idioma, en 1901 (año en el que aprobó con distinción su primer examen de la Cape Scholl High Examination), Pessoa comenzó a escribir versos en inglés.

Luego de estudiar en la Durban High School y matricularse en la Commercial School, el joven decide rendir el exámen de ingreso para la Universidad del Cabo de Buena Esperanza, donde, en el área de Ensayo de Estilo Inglés, consigue la mejor clasificación entre 899 candidatos, mérito que lo hizo acreedor del Premio Reina Victoria. Al año siguiente, retoma sus estudios en la Durban High School, cultiva la poesía y la prosa en idioma inglés y comienza a desdoblarse en varias personalidades, a través de los heterónimos Charles Robert Anon y H. M. F. Lecher.

Al concluir de forma exitosa su formación académica en Sudáfrica, Fernando Pessoa decide abandonar a su familia y regresar, de forma definitiva, a su tierra natal, donde viviría con su abuela y dos tías. A partir de ese entonces, a pesar de continuar con sus producciones literarias en inglés, el escritor comenzó a tomar contacto con la literatura portuguesa.

En 1908, el autor descubrió su interés por la traducción de correspondencia comercial y comenzó a desarrollarla como corresponsal extranjero. Luego probaría suerte como ensayista y crítico literario, además de escribir para diferentes publicaciones como “Orpheu”, “Atena”, “Ruy Vaz” y “Presença”.

Años más tarde, en 1933, aparecería publicado en portugués el poema patriótico “Mensagem”, que se convirtió en la única obra que el escritor publicó en vida. Poco tiempo después, el 30 de noviembre de 1935, Fernando Pessoa falleció en el Hospital de São Luís dos Franceses a causa de, según se supone, una cirrosis ocasionada por el excesivo consumo de alcohol. Desde ese entonces, todos sus escritos, que habían permanecido inéditos, se fueron dando a conocer a través de diferentes libros.