El nacimiento del alemán Erich Paul Remark, un afamado escritor nacionalizado estadounidense desde 1947 que solía firmar sus obras con el seudónimo Erich Maria Remarque, se produjo el 22 de junio de 1898 en el seno de una familia humilde de origen francés que estaba instalada en la ciudad de Osnabrück.

Erich Maria RemarqueTras estudiar en la Universidad de Münster, este autor de posguerra que supo valerse de sus aptitudes como narrador para plasmar en papel el horror del nazismo participó con el ejército de su país en la Primera Guerra Mundial.

En 1932, ya convertido en exponente del ámbito literario gracias a “Sin novedad en el frente” (exitosa obra que cautivó a lectores de todas partes del mundo e inspiró la creación de varias películas) y “El camino de la vuelta”, el también maestro, comerciante y periodista deportivo decidió abandonar su tierra natal para iniciar una nueva vida en sitios como Suiza y Estados Unidos. A este último país, el descendiente de Anna Maria Stallknecht y Peter Franz Remark llegó en 1939 junto a Ilsa Jeanne Zamboui, con quien se casó y divorció en dos oportunidades.

En 1958, este hombre que criticó al régimen nazi siempre que tuvo oportunidad y debió soportar que diversas obras de su autoría fueran destruidas durante una quema pública de libros decidió rehacer su vida sentimental junto a la actriz Paulette Goddard.

“Tres camaradas”, “Arco de triunfo”, “Tiempo de vivir, tiempo de morir”, “El obelisco negro”, “La noche de Lisboa” y “El cielo no tiene favoritos” son otros de los títulos que le permitieron a Remarque sumar experiencia como escritor y ganar popularidad y reconocimiento a escala internacional.

Erich Maria Remarque, el creador de muchos relatos que merecieron varias traducciones y fueron adaptados a la pantalla grande, encontró la muerte en la ciudad suiza de Locarno el 25 de septiembre de 1970.